El autismo

Es un Trastorno Generalizado del Desarrollo, presente desde el nacimiento, aunque sus primeros síntomas no suelen ser claros. Afecta más frecuentemente a niños que a niñas. Sus principales características son:

  • Incapacidad para relacionarse con los demás.
  • Graves dificultades y alteraciones en la adquisición y uso del lenguaje
  • Aislamiento
  • Movimientos corporales estereotipados (aleteos de manos, balanceos,…)
  • Hiperactividad
  • Autolesiones y agresividad
  • Inflexibilidad obsesiva a los cambios de ambiente

Todas ellas y  tras un debido diagnóstico por los profesionales, las familias se encuentran  ampliamente desorientadas y precisan una serie de necesidades tales como

  • Detección y atención temprana
  • Escolarización adecuada con apoyos específicos.
  • Comunicación.
  • Socialización.
  • Intervención de apoyo y de orientación familiar.
  • Inclusión.
  • Fomento de la Autonomía personal
  • Accesibilidad a los medios de la comunida (transportes públicos, centros comerciales...)
  • Actividad laboral con apoyo (talleres) 
  • Viviendas tuteladas y residencias.
  • Las dificultades en el área de comunicción se trabajan potenciando la interlocución con pictogramas, lengua de signos o aprendizaje y mejora en la oralidad.
imagen: